ENTREVISTA HM | ERIC LLONGUERAS

Entrevista Eric Llongueras

La revista masculina Hm entrevista a Eric Llongueras, director del equipo Avantgarde y líder en desarrollo del Bcn.Shows By Llongueras. No os la perdáis!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entrevista Completa | Fuente original Hombremoderno.es

Eric Llongueras (Barcelona, 1985) es una de esas personas que han sabido convertir la presión y responsabilidad de seguir con una exitosa profesión familiar en inspiración y pasión por su oficio. Eric, que dirige el equipo Avantgarde y es miembro del equipo creativo liderado por su abuelo Lluís Llongueras, forma parte de la saga que continuará con esta reconocida marca internacional. En esta entrevista con hm, nos habla sobre cómo ve su profesión, de la evolución masculina en lo que a estética se refiere y ofrece a los lectores de HombreModerno unos prácticos consejos para este verano.

 ¿A qué edad y cómo te empezaste a interesar por el mundo de la peluquería y el estilismo?

Empecé a los 16 años cuando mi abuelo me llevó un día a su estudio y me dijo si quería empezar a probar la profesión de la familia. Y a partir de ese momento no dejé los estudios sino que después de estudiar me iba a diferentes peluquerías que tenemos y ahí estuve practicando y aprendiendo durante muchos años.

 »Uno ha de ser lo que es y potenciarlo. Y una vez consigues eso llegas mejor a todo el mundo»

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Lo que más que me gusta es dejar a las mujeres y a los hombres guapos y lograr que se sientan muy bien consigo mismos y que tengan valentía frente a la vida. Porque el estilismo y estar bien con uno mismo es muy importante en todas las facetas de la vida. En todos los momentos del día necesitas sentirte bien.

¿Qué es lo que más te enorgullece de tu trayectoria hasta el momento?

Lo que más me satisface es mi trabajo con el equipo Avantgarde, que lo llevo organizando desde hace unos cuatro o cinco años. Es la parte más creativa, fantasiosa y divertida del oficio, y en la que nos podemos explayar como artistas además de como peluqueros.

¿En qué consiste tu trabajo al frente del equipo Avantgarde?

Mi trabajo consiste en organizar un equipo, conseguir modelos, buscar un concepto de idea, trabajarlo, y a través de esas ideas, y de un brainstorming con mis compañeros y amigos, acaba saliendo otra cosa. La elaboramos y vamos viendo qué se puede realizar en el pelo de la mujer y del hombre. Intentamos enseñar a los peluqueros más acostumbrados a seguir unas líneas siempre estáticas a romper un poco con esto.

¿Cómo definirías el estilo Llongueras?

El estilo Llongueras es un estilo desenfadado, también sofisticado y que se adapta a todo tipo de cliente. Nosotros no hacemos un estilo pensando en que lo va a llevar una persona determinada, sino que cada una se ajusta a un estilo determinado de la misma forma que la gente se ajusta a las modas. Y con eso solemos acertar bastante porque siempre tenemos diferentes tipos de estilo en cuanto a cabello ondulado, con gesto, liso y todo tipo de medidas, lo cual nos ofrece un amplio surtido de estilos.

¿Te gusta arriesgar en tus cortes?

Me gusta arriesgar cuando se trata por ejemplo de algún tipo de pasarela más artística o de fantasía. En el día a día, creo que el riesgo es un poco tontería e incluso peligroso. ¿Para qué te vas a arriesgar en hacer algo que no va contigo o en ser lo que no eres? Uno ha de ser lo que es y potenciarlo. Y una vez consigues eso llegas mejor a todo el mundo.

¿Cuáles son tus propuestas de cortes masculinos para este verano?

Los cortes para este verano para hombre son bastante cortos por los lados, con zonas altas con volumen y un poco de tupé, las crestas se van bastante y acaban desapareciendo. O sino tenemos cabellos bastante grunge, bastante desenfadados, con mucho movimiento, muy texturados, desgreñados… Las dos opciones son válidas: el uno es el chico que se cuida más y el otro es el chico que aprovecha el verano para descuidarse un poquito, dejarse la barba larga y aprovechar estos meses para estar un poquito más “hippy-grunge”.

»Los hombres han empezado a hacerse más servicios de belleza para poder hacerse más estilos y a venir más a la peluquería»

¿Cómo es tu cliente ideal?

Mi cliente ideal es aquel que viene a la peluquería, se sienta y te deja hacer. Y realmente después valora tu profesionalidad y tu idea. Una vez te conocen se sientan se relajan y tú haces. A ningún cirujano, por ejemplo, lo miran cuando está operando ni le están diciendo qué hacer. Siempre hay que dejar trabajar al profesional.

¿Cuál es la principal diferencia entre trabajar con hombres o mujeres?

El hombre es, generalmente, la sencillez y la practicidad. Somos prácticos, simples y fáciles. La mujer es un mundo muy complicado.

¿Cómo ves la evolución el cliente masculino en los últimos años?

La verdad es que es sorprendente. Los hombres han empezado a hacerse más servicios de belleza como el control de rizo para poder hacerse más estilos y a venir más a la peluquería. El cliente masculino acude a la peluquería dos veces más al año que la mujer, pero como no aportaba tanto dinero no solía importar tanto. Pero yo creo que ahora mismo el hombre gasta tanto como la mujer en belleza y en estética.


¿Qué consejo de estética le darías a los lectores de hm?

Para este verano aconsejaría cuidar la zona de cejas y entrecejo y también las barbas, que en verano están bien pero no hay que descuidarse. Debemos aprovechar estos pequeños detalles como nuestras patillas, barbas y cejas, todo esto sin dejar de ser masculinos y siempre hecho por un profesional. Con ello lograremos a estar mucho mejor y que cuando nos toque el sol nos dé bien en toda la piel. No podemos llevar esas barbas mal recogidas. En resumen, vigilar toda la zona estética de la cara

Háblanos del concepto BCN Shows.

El concepto BCN Shows lo empezamos el año pasado y consiste en diferentes eventos en locales de moda y ocio nocturno relevantes de Barcelona. Lo que intentamos es hacer llegar a la gente el sentimiento Llongueras, todo ello compartido con más marcas que colaboran con nosotros. La idea es mostrar a la mujer y también al hombre, como será el caso del próximo desfile de invierno, promocionar nuestra marca, y que la gente disfrute de la noche y con la moda.

»Los grandes equipos son los que hacen grandes cosas. Los individualismos funcionaban en los 90, y nos han llevado a donde nos han llevado»

¿Qué supone para ti seguir los pasos de una figura tan importante como la de tu abuelo Lluís?

Muchas veces ha supuesto mucha presión. Pero yo creo que cuando he llegado a ser oficial la verdad es que entonces la presión se va y él me ha apoyado en todo siempre. Me ha ayudado en todo lo que ha podido y siempre ha estado ahí. Me ha enseñado a saber analizar las claves del éxito en cuanto a la peluquería, en cuanto a saber ver un estilo y reconocer los errores y lo que hay que mejorar. También a nivel del trato con la gente y todo este tipo de cosas.

¿Cuál es la principal lección que has aprendido de él?

Yo creo que es imposible decir sólo una. Él me ha enseñado desde a pintar con cinco o seis años con herramientas profesionales y hacer una exposición a esa edad, hasta a hacer esculturas realistas con nueve y empezar a cortar pelos con 15 o 16. A mi abuelo le apasiona el arte, la mujer o la comida, con lo que también me ha enseñado a conocer muy a fondo el mundo gastronómico. Con un genio no puedes aprender sólo una lección. Eso hubiera sido desaprovechar mi infancia a su lado.

¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Mis planes a nivel profesional son seguir intentando crear e innovar, dejar al hombre y a la mujer guapos, que se entiendan, se quieran a ellos mismos y se sientan seguros. Y seguir cazando las modas y las tendencias vengan de donde vengan, que puede ser tanto de EE UU como de Asia… Hay que estar mirándolo todo, la prensa, las revistas de moda. Estar ahí siempre y estar en todo. En este panorama mundial de crisis, en el que ya no se hacen tantos espectáculos de moda y eventos, la clave está en la colaboración y en tener un buen equipo de comunicación y un buen equipo de compañeros como el que yo tengo la suerte de tener. Porque al final son los grandes equipos los que hacen grandes cosas. Los individualismos funcionaban en los 90, y así nos han llevado a donde nos han llevado.

Muchas gracias Hm y hasta la próxima! @Ebcom 

 

 

 

Deja un comentario