Reflexión y Crítica sobre 50 Sombras de Grey

Página 80 y pico de 50 Sombras de Grey y muy decepcionada.

Estación de Atocha, veo el libro y me lo compro. Curiosidad, últimamente oigo mucho hablar de Grey. Amigas hablando de este libro, prensa hablando de este libro…lo cojo y veo escrito en la portada: Sí, esta es la trilogía de la que todo el mundo habla. Ok, tendremos que probar. Al menos, para estar informada. Le doy la vuelta y leo las críticas.

Totalmente adictiva, te obsesionará, te poseerá y quedará para siempre en tu memoria.

  • New York Post: Los juegos sexuales de un multimillonario tiene enganchadas a las mujeres de Manhattan.
  • Divamons.com: Leer este libro hace que te sientas sexy otra vez y está avivando muchos matrimonios.
  • New York Times: La novela erótica que ha revolucionado a las mujeres de Estados unidos.

Lo compro con la idea de que quizás me haga la vuelta en AVE más amena. Empiezo a leer y me encuentro la descripción de dos personajes mediocres. Nada que admirar en ninguno de ellos.

  • Grey,  25-30 años. Un tío guapo rico y poderoso, un tanto borde.  Alguien que probablemente no caería bien en la vida real.
  • Anastasia, 21 años, ingenua, maleable y bastante tonta.

¿Que tiene de sexy e interesante un chico prepotente y arrogante que se lía con una chica a la que le falta un hervor?

Bueno, decido seguir leyendo y darle una oportunidad a la historia. 80 páginas dónde Anastasia se encuentra atraída por un hombre que le hace sentir inferior. Grey alterna frialdad con soberbia y dominancia. Ella, inseguridad con sumisión. Conversaciones que empiezan con un ‘Siéntate aquí – Me ordenó’ y acaban con un ‘Bébete el agua –  Me gritó’.

Que morbo tiene un hombre que juega con el poder para hacer sentir a esta pobre chica que no está a su altura? Ella, deseosa de gustar a alguien que alterna el rechazo con el control camuflado de cortejo ¿Que tiene eso de erótico?

Lamentable. Me parece lamentable.  Soy mujer y no me considero feminista. Prefiero hacer la cena que cambiar una bombilla, me gusta que me inviten a cenar y probablemente podría sacrificar mi carrera profesional por mi familia y el cuidado de mis hijos. Puede tener un cierto morbo que te  dominen en la cama, pero ¿Es erótico alguien que te mira por encima del hombro, altivo, soberbio y arrogante?

La verdad,  de sexy tiene poco. No engancha.  Será por que Grey es rico y poderoso o porque aún no he llegado al primer polvo? ¿Qué es lo que tanto atrapa a las mujeres de Manhattan a esta novela?

El deseo no se siente así, tampoco el amor. Terriblemente decepcionada, no sólo por las expectativas que tenía puestas en esta novela, sino por pensar que las mujeres se sientan atraídas por esta historia. Y luego nos sorprendemos de que exista el maltrato y la violencia de género.

En fin, intentaré llegar al primer polvo… y quizá me cambie la perspectiva, aunque, con tales preliminares lo dudo.

Menos mal que sólo han sido 17,90€

Quieres leer la 2º parte del post? Aquí! 

Eli – Eb Comunicación

 

Deja un comentario